La transparencia del agua de las playas en Cancún y su diversidad de flora y fauna vuelven a este destino uno de los mejores para adentrarse en la vida submarina, por lo que el buceo se ha consolidado como uno de los deportes acuáticos que más interesa a los visitantes.

Basta echar un vistazo a la superficie del mar para iniciar una aventura llena del colorido de sus peces, esponjas, crustáceos, anémonas, tunicados, y las formas caprichosas de arrecifes de coral.

Para sumergirse en estas aguas se puede visitar el Parque Nacional Arrecife de Puerto Morelos, ubicado en el municipio Benito Juárez, a unos 36 km al sur de Cancún, en el que existen sitios de buceo como Cuevones, Picudas y Caracol, que, gracias a la profundidad de las aguas, han cautivado a quienes disfrutan de este deporte. En el mismo lugar se pueden encontrar espacios ideales para quienes buscan iniciarse en experiencias submarinas con una leve incursión en el agua con la ayuda de un esnórquel.

Adicionalmente, los parques naturales y acuáticos de Xcaret, Xel-Ha o Wet´n Wild, entre otros, facilitan la práctica del buceo para descubrir la variedad de especies e incluso tomar coloridas fotografías subacuáticas.

Para realizar estas actividades sin ningún riesgo, se recomienda contar con la guía de un experto que pueda brindar asesoría. En Cancún es muy fácil encontrar instructores de este tipo que, además de lecciones, rentan el equipo adecuado para así disfrutar de esta fascinante experiencia.