Durante tu próxima visita a Tlaxcala, no dejes de realizar estas cinco actividades que te ayudarán a conocer mejor su interesante historia, cultura y tradición milenaria.

1. Admira su Catedral y recorre su Centro Histórico

- La Catedral fue uno de los primeros monumentos católicos construidos en el continente americano (1524). Con un techo artesonado (uno de los más bellos del país), este magnífico conjunto posee un gran campanario -separado del edificio de la iglesia-, así como una muy peculiar capilla abierta. ¡No dejes de reconocer estos elementos!

- El Centro Histórico de Tlaxcala está lleno de hermosos edificios. Entre los más bellos que no te puedes perder están: la Basílica de Ocotlán, imponente construcción de estilo barroco con un deslumbrante camarín; el Palacio de Justicia, el Teatro Xicoténcatl y el Palacio de Gobierno (del siglo XVI), que aloja una de las obras más representativas del muralismo en la entidad: la Historia de Tlaxcala y su contribución a lo mexicano, del artista tlaxcalteca Desiderio Hernández. ¡No puedes dejar de admirarlo!

2. Visita el Palacio de Cultura, el Museo Regional y el Museo Vivo de Artes y Tradiciones

- Lo mejor del arte contemporáneo tlaxcalteca lo puedes encontrar en el Palacio de Cultura que además, posee una magnífica colección de obras de artistas renombrados como Frida Kahlo, José Clemente Orozco, entre otros.

- En el Museo Regional y el Museo Vivo de Artes y Tradiciones podrás aprender, de forma interactiva, sobre la historia, cultura y tradiciones de éste, el estado más pequeño del país, así como admirar los más bellos ejemplos de artesanía local y de las entidades vecinas como Puebla o el Estado de México.

- Otros museos que vale la pena conocer son el Museo Taurino, con lo mejor del arte de la tauromaquia en México, y el Museo Nacional del Títere, único en su tipo, con piezas y títeres provenientes de las más diversas regiones del planeta.

3. Admira la Plaza de Toros Jorge “El Ranchero” Aguilar

- Tlaxcala es una de las entidades con mayor tradición taurina en el país; tan sólo en su pequeño territorio han sido registradas alrededor de 40 ganaderías de toros de lidia. La plaza Jorge “El Ranchero” Aguilar, a unos cuantos pasos de la catedral, es el ruedo más antiguo que continúa en uso en América (siglo XVIII), y es también uno de los más bellos. ¡No puedes irte de Tlaxcala sin conocerlo!

4. Conoce la Plaza Xicoténcatl

- En este lugar podrás adquirir, en el Tianguis Artesanal que se pone los sábados y domingos, uno de los textiles más representativos de México: el sarape. Originario de los pueblos del centro de Tlaxcala, esta tradicional prenda a prueba de frío se sigue elaborando de forma artesanal en los múltiples talleres que abunda en la entidad. No dejes de adquirir uno (así como todo tipo de jorongos, cobijas y jorongos) que ofrecen a muy buenos precios.

5. No te pierdas la Fiesta de Nuestra Señora de Ocotlán y la celebración de la Virgen de la Caridad en Huamantla.

- En mayo tiene lugar la Fiesta de Nuestra Señora de Ocotlán. Con alfombras hechas con miles de flores, los devotos de esta Virgen descienden su imagen (desde la Basílica de Ocotlán) hasta el centro de la ciudad entre notables muestras de algarabía, música y cantos populares. Es una celebración que resume el fervor de los habitantes de Tlaxcala por su querida virgen patrona.

- El 14 de agosto, en el vecino Pueblo Mágico de Huamantla ocurre una fiesta similar. Dedicada a la Virgen de la Caridad, esta celebración también es famosa por la realización de coloridos tapetes de flores que “indican” el camino de todos los devotos hacia el templo mismo de la Virgen o a hacia varias iglesias menores cercanas. La fiesta culmina el sábado siguiente con la realización de la Huamantlada, especie de lidia de toros que, en muchas ocasiones, se extiende hasta las calles de la población hasta ya avanzada la tarde, ¡una fiesta que no puedes perderte!

- Finalmente, si visitas la capital del “estado más pequeño” entre el 21 de octubre y el 20 de noviembre, no puedes perderte las actividades que conforman la edición 2011 de la Gran Feria de Tlaxcala, con numerosas atracciones, la presentación de reconocidos artistas y un espectacular cartel para sus corridas de toros. Vive la alegría del pueblo tlaxcalteca en el ya tradicional Recinto Ferial.