Ubicada a 540 km al noroeste de la Ciudad de México, Guadalajara es la orgullosa capital del estado de Jalisco y la segunda ciudad con mayor población de la República Mexicana. Dotada de una excelente temperatura que oscila entre los 11 y 26° C, esta ciudad es considerada como una de las tres más importantes del país y cuna de algunos de los símbolos de la cultura mexicana (las artesanías, la charrería, el mariachi, el jarabe tapatío y el tequila). Entre sus principales atractivos destacan: la magnífica arquitectura de sus edificios religiosos e históricos, en especial el Hospicio Cabañas, decorado con los murales del pintor José Clemente Orozco y convertido en Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO; la belleza de los parques y áreas naturales que la rodean, como el Bosque La Primavera, pulmón de la metrópoli, o el Parque Metropolitano, en donde también se realizan innumerables actividades deportivas como campismo y ecoturismo; así como la tradicional hospitalidad de su gente, que le han valido para ser reconocida como “La Perla de Occidente”.

En su Centro Histórico podrá visitar la Catedral, con sus torres que son el símbolo actual de la ciudad tapatía y el Teatro Degollado, monumental edificio del s.XIX; y uno de los principales recintos artísticos de la ciudad. En sus alrededores podrá conocer Zapopan, el centro religioso más importante del occidente del país; Tonalá, cuna de la alfarería jalisciense y único municipio del país donde se elaboran artesanías utilizando más de diez técnicas tradicionales; Chapala, con su mágico lago; y la pintoresca población de Tequila, donde se produce la bebida más famosa de México: el tequila, misma que invita a la celebración y la fiesta, y que nunca faltará en alguno de los bares y restaurantes que componen la sinfonía de lugares donde la vida nocturna se disfruta con el sabor de las tortas ahogadas, el pozole y las melodías tradicionales interpretadas por el inconfundible mariachi.

Ruta por los alrededores de Guadalajara

Saliendo de la “Perla Tapatía” por la carretera núm. 44 en dirección sur, encontrará dos poblados que ya forman parte esencial del área metropolitana de la ciudad, y que además son destacados productores de artesanías, las cuales se exportan a todas partes del mundo:

Tlaquepaque, considerado como uno de los centros artesanales más importantes de Latinoamérica, en donde se reúnen cientos de galerías que promueven el trabajo de los artistas locales, quienes se distinguen por emplear materiales como la hoja de maíz, el hierro forjado, el cobre goteado, la lámina galvanizada, el petatillo, la madera, el cuero, el papel maché, la cerámica y el vidrio soplado; y Tonalá, ubicada a sólo a 7 km al este de Tlaquepaque, donde podrá visitar su famoso tianguis de artesanías de los días jueves y domingo, así como su gran cantidad de tiendas y establecimientos dedicados a esta misma labor.

Continuando por la carretera núm. 44, a 48 km al sur llegará al Lago de Chapala, considerado el cuerpo de agua más grande de México, ideal para realizar caminatas, paseos en lancha, en bicicleta o a caballo o visitar los ranchos charaleros. Prosiguiendo hacia el oeste, por carretera principal llegará a Ajijic, a 48 km al sur de Guadalajara, el cual se caracteriza por sus caseríos de adobe, techos de teja roja y muros blancos y en el que se destaca El Manglar, la casa de campo de Porfirio Díaz.