Imaginemos un retrato de México: sus paisajes, pueblos, ciudades coloniales, creaciones artísticas, dulces típicos, su variada gastronomía… ahora, para completar el cuadro, añadamos canciones folclóricas que han retratado la vida cotidiana, discursos oficiales, consignas populares, radionovelas, entrevistas y obras en voz de sus autores. Sin duda, éstos y muchos otros sonidos forman una parte indispensable de la riqueza cultural del país.

La Fonoteca Nacional tiene como objetivo recopilar, proteger y difundir este valioso acervo sonoro que es reflejo de la historia, identidad y cultura de los mexicanos. En este instituto, fundado en 2008, se digitalizan archivos sonoros de interés público, mismos que se restauran y preservan para que puedan ser escuchados por cualquier visitante. En la actualidad, se cuenta con un acervo sonoro de alrededor de 400 mil documentos, el equivalente de más de 37 mil horas de audio.

Tanto por escuchar

En la Fonoteca Nacional hay muchas opciones para empaparte de la cultura sonora de México y, también, del mundo. Podrás visitar la audioteca, un área donde tendrás acceso a computadoras en cuyas bases de datos se resguardan miles de archivos sonoros que incluyen música, discursos políticos, entrevistas y más. La fonoteca también cuenta con una sala de lectura donde podrás consultar libros, audiolibros, periódicos y revistas especializados en la ciencia, el arte y la literatura.

En la sala principal se organizan con frecuencia presentaciones de discos, conferencias y conciertos. El lugar cuenta asimismo con una sala de exhibición acústica, tres aulas de capacitación académica, estudios de grabación y un amplio jardín –“el jardín sonoro”– donde se presentan obras ambientales y conciertos experimentales. Si te interesa conocer los trabajos de preservación que lleva a cabo la institución, puedes solicitar un servicio de visitas guiadas por sus instalaciones.

El mayor acervo de música folclórica

Si te gusta la música popular mexicana, éste es el sitio para ti. Recientemente, al ya de por sí amplio acervo de melodías folclóricas se añadieron grabaciones inéditas de compositores mexicanos del siglo XX, tales como Chava Flores, José Alfredo Jiménez y Gonzalo Curiel.

María Eugenia Flores, hija de Chava Flores, donó su acervo musical privado con motivos de los 25 años del fallecimiento del autor, considerado un sociólogo, narrador e historiador musical de México. Las melodías recientemente incorporadas al acervo abarcan una amplia variedad de géneros como el ranchero, los boleros, tangos, el vals y rock.

Radionovelas y otros tesoros

Por supuesto, en el acervo sonoro de la fonoteca no pueden faltar las clásicas radionovelas mexicanas. Entre los más de 350 títulos que se encuentran en el catálogo, y que durante muchos años permitieron a los mexicanos “ver” con la imaginación, se encuentran melodramas, comedias y novelas históricas como Chucho el roto, Angelitos negros, Juana de Arco y El burócrata. Además, se pueden escuchar radioteatros como El baisano Jalil y Pancho Villa.

Asimismo, en este espacio es posible escuchar a Porfirio Díaz cuando, a principios del siglo XX, agradeció al inventor estadounidense Thomas Alva Edison por haberle obsequiado uno de sus primeros fonógrafos; los estudios realizados en 1896 por el etnógrafo noruego Carl Lumholtz sobre los cantos huicholes y la entrevista que ofreció el muralista Diego Rivera entre la década de los cuarenta y cincuenta, uno de los pocos registros existentes de su voz.

Su sede: una joya colonial

La Fonoteca Nacional tiene como sede la Casa Alvarado, una construcción del siglo XVIII con influencias andaluza y morisca. La casona ubicada en el barrio de Santa Catarina, en el centro de Coyoacán, fue declarada monumento histórico en 1932. De diciembre de 1997 a abril de 1998, fue hogar del poeta Octavio Paz, quien falleció ahí el 19 de abril de 1998.

La casona colonial con más de 300 años de antigüedad fue restaurada en 2005. Su famoso jardín fue uno de los espacios que recibieron mayor atención, y hoy día se ha convertido una de las áreas verdes más extensas y cuidadas de Coyoacán.

La Fonoteca Nacional se ubica en Francisco Sosa No. 383, Col. Barrio de Santa Catarina, Del. Coyoacán, México, D.F.