Hacia el poniente de la ciudad Oaxaca de Juárez, en el estado de Oaxaca, se levanta la zona arqueológica de Monte Albán, antigua capital zapoteca que llegó a tener hasta 35 mil habitantes. Es reconocida por su bella arquitectura, piedras grabadas y urnas de cerámica gris. En 1987 fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

Monte Alban
De acuerdo con los estudios realizados por diversos investigadores acerca del estilo arquitectónico de los edificios, tumbas y trabajos artesanales en cerámica y joyería, se ha determinado que su historia se divide en cinco épocas desde el 500 a. de N.E. hasta 1521. Las dos culturas prehispánicas más importantes que la habitaron fueron los zapotecas —quienes realizaron la construcción íntegra del sitio— y los mixtecas. Cabe mencionar que Monte Albán también fue una importante necrópolis (‘ciudad de muertos’), pues allí se han encontrado más de 180 tumbas hasta el momento, entre las que se encuentra la “Tumba 7”, descubierta el 9 de enero de 1932, la cual significó, entre otras cosas, el inicio de la exploración de la arquitectura arqueológica en México.