El Parque Tecuán es una ruta obligada en la ruta de aventura en Durango. Entrar a este paraíso natural es desconectarse por completo del mundo del asfalto, a pesar de que el Tecuán, abierto en 1983, se localiza sobre plena carretera.

El Tecuán, está integrado por 860 hectáreas, de las cuales 14, desde el 2004, están reservadas y protegidas por una larga malla para 25 venados elk, que se han convertido en una de las principales atracciones del parque. Sus largos cuernos, su pelaje color rojozo claro y sus patas, más oscuras, roba toda la atención.

tecuan

Las actividades más recomendadas en el Tecuán son el ciclismo de montaña y el senderismo, en especial por la observación de su rica flora y fauna. En el Tecuán se pueden apreciar aves como la primavera real, el gorrión serrano, pájaros carpinteros y gansos canadienses. De sus árboles sobresalen el pino, el cedro y el madroño. También hay amapolas y gallardas.

Además, el Tecuán, cuenta con cinco lagos artificiales, área para acampar y cabañas para disfrutar en la mayor paz de este baluarte natural de Durango.

El Tecuán se localiza a 59 kilómetros al Oeste de la Ciudad de Durango, por la carretera 15 a Mazatlán.