Desde la ciudad de Guadalajara, en el estado de Jalisco, existe la posibilidad de realizar un recorrido por los municipios vecinos de Amatitán y Tequila, lugares de gran tradición donde se cultiva la planta del agave, de la cual se extrae un jugo, de cuya fermentación, surge la bebida conocida internacionalmente como Tequila. El itinerario lo llevará desde la ciudad de Guadalajara hasta el poblado de Amatitán, 58 km al noroeste de la capital jalisciense, a bordo del tren turístico conocido como “Tequila Express”, cuyas salidas son los días sábados.

A bordo de este tren recibirá un agradable servicio de primera calidad, que incluye botanas, bebidas y música de mariachi, además de una narración sobre la historia de la Hacienda de San José del Refugio, una de las pocas haciendas tequileras de fines del s. XIX la cual, mantiene sus instalaciones activas, combinando los métodos de destilación de la época con las innovaciones tecnológicas de nuestros tiempos. Al visitar este sitio, tendrá la oportunidad de recorrer su museo en el que se explica, paso a paso, el proceso de elaboración de ésta bebida, de la cual podrá degustar cada uno de los diferentes tipos que aquí se producen.

Al terminar, aborde nuevamente el tren y realice un paseo de 15 minutos hasta llegar al municipio de Tequila, a 11 km al noroeste de Amatitán, donde tendrá la oportunidad de conocer las instalaciones de las seis fábricas tequileras más antiguas del país. No deje de visitar el Museo Nacional del Tequila el cual, a través de su acervo le ampliará el conocimiento respecto a los valores culturales de la comarca tequilera, declarada recientemente como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Antes de regresar a Guadalajara, asista a un restaurante de esta población y ordene un plato de típico pozole o una birria de chivo, acompañada de una cerveza bien fría, o de un “caballito” de tequila.