Gracias a una cámara GoPro que llevaba uno de los participantes, se gravo el ritual completo de los Voladores de Papantla.