Desde hace más de 850 años, la cima del imponente cerro del Tepozteco alberga una pirámide ancestral.

El cerro del Tepozteco, de 600 metros de altura, forma parte del Eje Neovolcánico Transversal y al igual que las Lagunas de Zempoala, es parte del corredor biológico Chichinautzin, área natural protegida.

En lo alto del Tepozteco, donde se localiza su pirámide, se rendía culto a Ometochtli-Tepoztécatl, dios del pulque asociado con la fertilidad vegetal y con el viento. Fue uno de los “400? (innumerables) hijos de Mayahuel y Pentécatl -diosa del maguey y dios que descubrió la fermentación del aguamiel.

tepozteco

La Casa del Tepozteco es el nombre que mejor se le conoce a ésta pirámide, construida aproximadamente entre el 1150 d.c. y el 1350 d.c. por los tepoztecos, de procedencia xochimilca, y mide 9.5 metros de altura.

En la entrada del camino que lleva a la pirámide del Tepozteco se encuentra una cruz al lado del manantial, conocida como la cruz de Axitla.

El templo del Tepozteco formaba parte de la ciudad prehispánica de Tepoztlán y se considera que su importancia fue tal, que hasta este lugar llegaban peregrinos de regiones tan lejanas como Guatemala. En el edificio fueron encontradas dos importantes lápidas talladas, una con el glifo del Rey Mexica Ahuízotl y otra con la fecha calendárica “10 conejos”, que corresponde al año 1502, fecha de la muerte de este personaje.

Acude al Reto al Tepozteco, festividad realizada anualmente el 8 de septiembre, donde se hace una representación acerca de la conversión obligada al cristianismo del último tlatoani. Comienza en la cruz de Axitla, en las faldas del Tepozteco y termina en la plaza principal de Tepoztlán.